Premio FIFV/EKHO 2014

Del 00/00 al 00/00/2014

Alejandro Olivares, Cristóbal Olivares, Rodrigo Torres, Felipe Retes e Inés Molina, fueron los fotógrafos ganadores del Premio FIFV/EKHO→, en el último Festival Internacional de Fotografía en Valparaíso (FIFV2014), del cual se desprende esta exposición grupal que reúne los mejores portafolios presentados en el certamen porteño, según la opinión de un jurado compuesto por gestores nacionales e internacionales. De forma exclusiva, Ekho Gallery, la única galería comercial en Santiago dedicada a la fotografía y las artes visuales, pondrá a la venta los trabajos de estos fotógrafos.

La exposición del Premio FIFV/EKHO, de los fotógrafos Alejandro Olivares, Cristóbal Olivares, Rodrigo Torres, Felipe Retes e Inés Molina, nace de los visionados de portafolios realizados en el FIFV2014, como una forma de contribuir a la difusión de los autores nacionales. Creado este año, el Premio FIFV/EKHO→ busca fomentar el mercado de la fotografía contemporánea a través de la difusión, promoción y venta, a través de una exposición en EKHO→ Gallery, desde el 10 de diciembre de 2014 hasta el 8 de enero 2015. Cabe mencionar que fueron seleccionados estos 5 autores, de la base de 28 postulantes, mediante un jurado compuesto por: Rodrigo Gómez Rovira, Director del FIFV, Luis Binimelis, Director de EKHO Gallery, Adriana Lestido; fotógrafa argentina, Gilles Favier, Director del Festival de Fotografía Images Singulières (Sète, Francia), Daniel Power, Director del New York Photo Festival, Jonáz Gómez, Director del Festival Internacional de Fotografía en la Patagonia y Mauricio Toro Goya, Director del Festival FOCCO.

Sobre los expositores:

Alejandro Olivares (“La otra Nación”)

Fotógrafo autodidacta, interesado por la fotografía foto periodística y documental, Alejandro Olivares (Santiago, 1981) es también editor de la revista The Clinic y co-fundador de la editorial “Buen Lugar”. Entre sus numerosos trabajos, se destaca “Living periferia”, (FIFV Ediciones / Buen Lugar), un retrato de la vida en el barrio Puente Alto. En 2014 recibe el Premio Rodrigo Rojas de Negri dedicado a la fotografía emergente. Su recién trabajo “La otra Nación” (Premio FIFV / Ekho) sobre la Patagonia chilena, busca capturar objetos, espacios en desuso e imágenes sin personas, pretendiendo re-significar espacios y lugares político- sociales. Según Alejandro Olivares, “la fotografía busca transitar hacia un territorio desconocido, permitiendo considerar las diversas identidades (naciones) presentes en un territorio en común.”

Cristóbal Olivares, -42°

La obra de Cristóbal Olivares (Santiago, 1988) se construye a partir del silencio, los detalles, los acontecimientos mínimos, los personajes secundarios, los espacios de intimidad y recogimiento. Nacido en Santiago, después de sus estudios de fotografía en el Instituto Profesional Arcos, Cristóbal Olivares desarrolla sus proyectos personales fotográficos y de ediciones, con la co-fundación de la editorial Buen Lugar. Autor de proyectos emblemáticos como “En el nombre de Karen”, “Chile uprising” y “A-mor”, entre otros, ha sido merecedor de varios galardones en Chile y en el extranjero, donde su obra ha sido publicada y expuesta. Su trabajo “-42ª”, recompensado por el premio FIFV- EKHO→, es una búsqueda sobre la ciudad de Winnipeg (Canadá), donde vivió durante seis meses. Ser inmigrante temporal en un país desarrollado, entender la ciudad y su rutina diaria desde un punto de vista sicológico y personal, vivir durante el período del año más extremo, el invierno: estos fueron los puntos de partida y las condiciones para realizar las imágenes de “-42”.

Rodrigo Torres, Momento mori

Fotógrafo y académico de la escuela de Artes Visuales Universidad Austral de Chile (Uach), Rodrigo Torres (Valdivia, 1965) ha desarrollado proyectos artísticos, documentales y de investigación fotográficas. Entre sus temas de interes, destacan: el bosque Nativo, los parques Nacionales, la Cultura Mapuche, los Rios y Lagos de Chile y también la fotografía experimental y conceptual. Rodrigo Torres recibe el premio FIFV / EKHO→ Por su serie “Memento mori” sobre la relación del ser humano con su memoria a través de la fotografía. La expresión latina memento mori, nos recuerda la fugacidad de la vida y la presencia ineludible de la muerte. “Este trabajo apela a humanizar un poco el tema de la fotografía ya que muchas veces nos olvidamos de la importancia que tiene el registro desde el punto de vista emocional ya que está relacionado directamente con los recuerdos. Antes de ser arte, la fotografía tuvo una significación más personal”, explica el autor.

Felipe Retes, Nictálope

Recién titulado en fotografía profesional en el Instituto Profesional Arcos, Felipe Retes (Santiago, 1990) busca reflexionar acerca de la relación entre fotografía y realidad, y cuestionar la percepción de su propia realidad a partir de la representación de locaciones que descubre al recorrer la ciudad nocturna. Su serie Nictálope es el resultado de un año de travesías nocturnas en bicicleta por buena parte de Santiago, donde fue en busca de las pulcras, del vacío y de las desoladoras imágenes en las cuales reconocer la capital es casi imposible. A propósito de este trabajo, Felipe Retes comenta: “Los imaginarios colectivos e individuales desvanecen el concepto de ciudad de la misma forma que lo construyen. Este registro da cuenta de ello, ya que paradójicamente al realizarlo, Santiago desaparece y en su lugar se presenta una nueva ciudad, diferente, fragmentada y extrañamente desconocida, provocando una desorientación en la percepción del espectador. A partir de un registro de lo real se obtiene lo imaginario”.

Inés Molina, 541 días

La escritura fotográfica de Inés Molina (Santiago, 1982), fotógrafa artista visual y doctorando en Filosofía Estética y Teoría del Arte (Universidad de Chile) busca problemáticas en las cuales las regulaciones históricas, políticas, culturales influyen en las reglas estéticas. “541 días” (Premio FIFV / Ekho) se inspira del decreto de la Ley de Fortalecimiento que buscaba, entre otras cosas, aumentar las condenas impuestas en la ley antiterrorista. Para representar e interpretar eso, Inés Molina realiza una superposición de cinco retratos diferentes de encapuchados, que según esta ley, serian entonces criminalizados. El resultado una imagen técnicamente perfecta y organizada pero que no corresponde a una persona real. Así, al relacionar su estrategia en la fotografía, es posible establecer una correlación histórica que da cuenta no sólo del uso de la imagen desde lo análogo a lo digital, sino de los intentos institucionales por materializar la idea de un enemigo social que justifique la ley antiterrorista, y ahora último, la modificación de la ley que cambia de 60 a 541 días de prisión por ocupar una capucha en una marcha ciudadana. Esta exposición estará abierta entre el miércoles 10 de diciembre de 2014 y el jueves 8 de enero de 2015.